Páginas

30 de septiembre de 2006

INCIDENCIAS
FUJITSU-SIEMENS COMPUTERS

¿Quién no ha tenido alguna vez que llevar el ordenador al "médico"?

Como es habitual, los ordenadores se estropean, el mío, pobrecito, tenia el ventilador "escacharrao", así que decidí, un día, llamar a la casa ya que aún estaba en garantía... "Recogemos su ordenador en casa y se lo devolvemos allí". Oh! que lujo!
El viernes pasado se lo llevó una empresa de mensajería a Madrid para arreglarlo...

Hoy todavía no sabía nada de él, asi que, como consumidora responsable estaba decidida a llamar al número 902 etc de incidencias Fujitsu-Siemens...
Mientras preparaba el cafe, recibo la llamada de una amiga:
- Oye, que llegaré más tarde...
- ¿Ein?
- Si, hemos quedado a las 16 y voy a llegar más tarde.

Hay veces que tengo pérdidas de memoria, pero, yo juraría que no había quedado con Vane (así se llama) esta tarde.
- Acabamos de hablar por el messenger y habíamos quedado... (seguía insistiendo)

Creo que desde que inicié mi andanza por la facultad, nunca nos han permitido conectarnos a internet durante la clase de derecho internacional privado, ni en ninguna otra... asi que, empecé a sospechar que intentaba tomarme el pelo...

- Eso no puede ser, Vane, estaba en clase, acabo de llegar a casa, además, mi ordenador está arreglándose, no tengo ordenador con el que conectarme...
- Va, pero si estabamos hablando ahora mismo
- Que no....

Bueno, tras unos minutos que si, que no, que si, que no, Vane se da cuenta que no había estado hablando conmigo...
En realidad, mi amiga Vane había estado hablando con un miembro del servicio técnico, que, al parecer, quería ver, muy amablemente, si me funcionaba correctamente el messenger...

Estoy de acuerdo en que me arreglen el ordenador, pero, de ahí a que se hagan pasar por mi, le cuenten una historia a mi amiga y queden con ella... me parece que el servicio prestado supera la garantía del ordenador. Pero, lo más divertido de todo, y por lo que escribo todo esto, es por la historia tan "original" (esto sí es una ironía) que le contaron a Vane, ahí va el resumen:
EL jueves conocí a un chico, Ameli (o algo así), me fui a su casa, en la avenida de Francia, y me pasé la noche tirándomelo, había que aprovechar al máximo, los 25 cm que tenía.. (y mientras yo, en casa, con fiebre y haciendo las malditas prácticas de derecho mercantil)
Sé que es posible que alguien robe tu cuenta de hotmail, no soy ni la primera ni la única a la que le ha pasado, pero que abran tu sesión, con tu contraseña, sin cambiarla, y que aparezca una foto de mi perra, eso no es que te la roben, eso es que están en tu ordenador, por mucho que insista la teleoperadora de incidencias de Fujitsu-Siemens.

La moraleja de todo esto, es que es preferible gastarse dinero en un técnico, que aprovecharse de la (sobrepasada) garantía que ofrece la casa.



"Açò ho conte i no s'ho creu ningú"

Ana.R.G.A